La siervas modernas de la mujer virtuosa

You may also like...

4 Responses

  1. Elizabeth says:

    Definitivamente mi lavadora! Y en segundo lugar mi olla de lenta cocción. En un tiempo tuve una persona que me ayudaba y fue un gran alivio. Ahora que mis hijos esta más grandecitos se han vuelto en mis mejores ayudantes. Barren, trapean, lavan baños, trastes; en fin, me ayudan muchísimo.
    No sabes que gusto me da volver a ver tu blog activo! Me anima y me es de mucha bendición. Ya lo extrañaba!

  2. gloeven says:

    Saludos a todas por acá!
    Gracias Karime por enriquecer tan hermosa reflexión que nos regalas en tu blog. Definitivamente mi sierva fiel es la lavadora. Aunque es semiautomática, debo confesar que en 11 años de casada, esta me a acompañado en las buenas y malas. Ya casi dando las últimas, pero cómo le tengo cariño. De hecho, cuando recíen casada, era muy divertido para mí, lavar la ropa de mi esposo, ya que frecuentemente encontraba monedas y billetes al pasar la ropa al ciclo de enjuagado je, je, ,je… Mi esposo era algo despistado y olvidaba el cambio dentro de los bolsillos de los pantalones. Obviamente, esto ya no me pasa tan seguido.
    Bendiciones!

Leave a Reply