Terminé de educar en casa (1a Parte)

Educar en casa es una bendición más allá de toda descripción y si Dios te ha llamado a ello, Él te suplirá con la gracia y creatividad que necesitas para hacerlo

You may also like...

4 Responses

  1. Glory says:

    Casi lloro. Un tesoro leer esto. Gracias por el tiempo que dedicaste en la traducción de este artículo, Karime.

  2. Karime says:

    Por nada Gloria, gracias a Dios que nos equipa y por supuesto a Marilyn por compartir con nosotros lo que ha aprendido. Saludos!

  3. Paty Vera says:

    Gloria, vi el articulo original que publico tu esposo, pero mi inglés es muy malo y no tuve tiempo de copiarlo a un traductor… gracias por tomarte el tiempo! se valora muchísimo! Dios los bendice. 🙂

  4. Carolina zamora says:

    Que bello, que hermoso ver como otras mamás llegan al final de camino con tanto gozo.
    😊

Leave a Reply